XIX Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia – 2018

EL CINE COMO VOZ DE UNA SOCIEDAD

logo XIXfestival pequeno
La realización del Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia enmarca una gran cantidad de eventos culturales que permiten la interacción de la comunidad santafereña con la concepción del cine, tanto nacional como internacionalmente. Con los conversatorios, las charlas académicas y proyecciones, el Festival ha permitido, durante años, un crecimiento significativo en la cultura de apreciación cinematográfica no solamente de las personas que habitan en el municipio sino también de su público regional, nacional e internacional. Este proyecto ha permitido mostrar realidades, situaciones y experiencias a través del mundo cinematográfico. Nuestro objetivo es la formación de público y la importancia de este quehacer es la razón por la cual nuestro festival debe mantenerse en el tiempo.

Cuando uno termina de ver “El acorazado Potemkin” de Sergei Eisenstein siente que tiene que pararse de su silla y salir corriendo a las calles a reclamar por sus derechos, como lo hicieron los habitantes del puerto protagonistas de este clásico del cine. El poder del séptimo arte como motivador de acciones sociales o como lección emotiva de pensamientos políticos fue durante todo el siglo XX usado por los distintos gobiernos y estados. Desde el mismo momento, sin embargo, los autores de cine comprendieron que tenían entre manos una herramienta mejor que cualquier otra para narrar y denunciar las injusticias que se vivían en la sociedad. Desde las denuncias veladas por el humor o hábilmente camufladas con tácticas como el empleo de niños en las tramas, de las culturas orientales, hasta llegar a los documentales periodísticos exhaustivos, propios del cine norteamericano, el cine ha sabido mantener la bandera de la justicia social como uno de sus temas recurrentes.

En un país como Colombia, con tantos problemas sociales y tantas injusticias cotidianas, el cine necesita seguir estando en pie de lucha. Por eso hemos querido dedicar este festival a ese cine que sigue alzando la voz en favor de los oprimidos, que no se queda callado, que toma partido por los más débiles, y que desde distintos puntos del planeta, es capaz de hacernos vibrar todavía.

Con este enfoque, el Festival será la oportunidad para entablar diálogos constructivos, para polemizar sobre temáticas candentes y para comparar nuestros problemas con los denunciados por otras filmografías del planeta. En un país que le apuesta a la paz y a que nadie más use las armas para hacerse escuchar, es bueno recordar que la cultura, las historias, las imágenes, son armas poderosas para visibilizar aquello que sigue estando mal entre nosotros.

logos ministerio de cultura 2018
Evento apoyado por el Ministerio de Cultura - Programa Nacional de Concertación Cultural